REFLEXIONES TERAPÉUTICAS PARA INICIAR LA SEMANA CON LA INTENCIÓN DE VIVIR EL PRESENTE Y ASPIRAR A UNA VIDA PLENA CON SENTIDO

Te veo, Mara…

Te veo, Mara - Psyke Blog

Esta es la frase que pronunciaba Buda cada vez que veía aparecer la parte más sombría de su interior a través del miedo, la duda, la vulnerabilidad, el enfado o los juicios. Su iluminación no impidió que aparecieran estas tentaciones mentales en forma de Mara, que representa la diosa de las sombras que todos llevamos dentro.

Cuando Buda meditaba o daba sus charlas ante sus discípulos a menudo advertía la presencia de Mara. Ananda, su más fiel servidor, preocupado por su bienestar, intentaba ahuyentarla. Buda le tranquilizaba de inmediato y le decía que la invitara a tomar el té, con la amabilidad del que recibe a alguien esperado y bienvenido.

Esta antigua historia ha sido contada de muchas maneras (incluso desmentida), no importa para el cometido que nos interesa: constatar que podemos tener muchos días de sosiego y aparente bienestar, siendo siempre conscientes de que las sombras forman parte de la existencia humana y no hay que asustarse cuando aparezcan, porque aparecerán…

La respuesta de Buda ante la aparición de Mara nos ayuda a comprender que una actitud de acogimiento amable hacia nuestros pensamientos y emociones más instigadores es nuestra mejor y única opción.

Así, en cuanto nos demos cuenta de que han iniciado su desfile imparable ante nuestros sorprendidos y cansados ojos, podremos decir “te veo, Mara, no me asustas, ven a tomar conmigo el té esta tarde”.

Haber vivido bajo el miedo durante casi dos años está cobrando ahora su alto precio en muchas psiques humanas, siendo inevitable, pues, la aparición de Mara con sus múltiples brazos y en sus múltiples formas. Ojo cuando vislumbremos su presencia no asustarnos ni dejarnos enganchar con sus tragedias mentales, pues el drama ya está demasiadas veces en nuestras vidas. Solo falta que le añadamos más drama al drama a través de nuestra mente.

Cuando de pequeños nos decían “que viene el coco” nos creíamos que era el hombre del saco que nos iba a secuestrar. Teníamos mucha razón en creer eso, pues si lo equiparamos con la mente, descubrimos que puede llegar a ser nuestra máxima secuestradora y carcelera. Por eso hay que amigarse con ella y verla venir a través de la sabiduría de la consciencia para liberarnos de sus tramposos tentáculos y así poder vivir una vida plena…

“Mi corazón es una ventana,

Mi corazón es un tobogán.

Mi corazón puede estar cerrado

O abierto de par en par.

Hay días que forma un muro

entre el mundo y yo,

y otros es un susurro

que apenas se puede escuchar”.

Extracto del libro “Mi corazón”, de la autora e ilustradora Corinna Luyken.

Aguafuerte titulada “Que viene el coco” de Francisco de Goya (1797), de la Serie “Caprichos”.

Sugerencia – Meditación n. 9: “Soltar situaciones difíciles”

Con esta meditación tomamos consciencia de las situaciones, personas o circunstancias que nos enganchan. Nos ayuda a aprender a liberarnos de apegos y aversiones que nos llevan a resistirnos a aceptar la realidad, tal y como es, y traernos cariño para soltarnos cuando nos hemos dejado secuestrar.  Buena práctica…