THERAPEUTIC REFLECTIONS FOR THE WEEK, WITH THE INTENTION OF LIVING IN THE PRESENT MOMENT AND THE ASPIRATION OF A MORE MEANINGFUL LIFE

Saber regular nuestras emociones es esencial para el equilibrio mental

Comprender los eventos internos –pensamientos y emociones- que conforman nuestro mundo interior debería formar parte de todo currículo educativo.

Podemos sentirnos mal con nosotros mismos porque haya surgido algo desagradable en nuestra mente y nos sentimos culpables por ello: celos, arrogancia, envidia, odio, etc. Lo que surge no es voluntario. Hemos heredado las emociones por nuestra evolución. Las emociones son solo emociones que sentimos porque algo importante para nuestro bienestar está en juego. Surgen y pasan. Sin embargo, muchas veces adherimos pensamientos que las magnifican y entramos en una rueda destructiva.

Aprender a tomar distancia y no juzgar lo que va surgiendo es indispensable para el equilibrio emocional.

Aunque los pensamientos y las emociones se interrelacionan constantemente, el punto de partida para adquirir inteligencia y regulación emocional empieza siempre por tomar conciencia y saber nombrar lo que estamos sintiendo físicamente y emocionalmente. Y cuanto más rico sea nuestro vocabulario de sentimientos, mejor las sabremos identificar. No es lo mismo decir “estoy triste” que decir “estoy triste porque estoy decepcionado, o frustrado, o confuso” con respecto a un tema concreto.

Darnos permiso por sentir nuestras emociones con cariño y compasión, nos saca del “no debería estar sintiendo esto” y del auto-enfado estéril que ahonda en el “maltrato” hacia nosotros mismos que tanto daño nos hace.

Las emociones están para ayudarnos a gestionar las situaciones que surgen en nuestra vida, pero requiere interés y disciplina comprenderlas para que no nos dominen destructivamente.

“Mientras no exista la disciplina interna necesaria que aporta calma mental, no importa las facilidades externas o condiciones que te procures, ya que nunca te traerán la sensación de alegría y felicidad que estás buscando”.
-Dalai Lama

Ilustración: Rueda de Vocabulario Emocional, facilitada por Paula Arnedo
Sugerencia: Meditaciones nº06. “Nombrar las emociones” en www.psyke.es. Nos ayuda a desarrollar la inteligencia emocional y la gestión de las emociones: reconociéndolas, sin identificarnos con ellas, observándolas como elaboraciones pasajeras y creando una distancia para aprender a responder a ellas sin reacciones impulsivas.