REFLEXIONES TERAPÉUTICAS PARA INICIAR LA SEMANA CON LA INTENCIÓN DE VIVIR EL PRESENTE Y ASPIRAR A UNA VIDA PLENA CON SENTIDO

Alimentar las obsesiones obedeciendo las órdenes falsas de la mente las agranda y las consolida

Cuando aparece un pensamiento obsesivo inquietante, del tipo “he de volver a mirar el fuego porque creo que no lo he apagado” y le sigue la conducta de revisar el fuego, corroborándose que ya está apagado (generando una fuerte sensación de alivio), se está fijando una conducta en base a muchas repeticiones (a veces hasta diez veces en una noche) que se fortalece y propaga cada vez más.

Cuando estas acciones repetitivas ocurren en muchos ámbitos de la vida, podemos estar frente a un Trastorno Obsesivo Compulsivo, más conocido como TOC. Según las investigaciones, las personas que lo sufren actúan así por una alteración de las interconexiones neuronales que ligan la zona del cerebro que advierte de un problema a la zona encargada de actuar en consecuencia.

El “sinvivir” que experimentan los que padecen TOC los esclaviza y produce un desgaste tan grande que les queda poca energía para crecer y reparar su organismo. Las somatizaciones (quejas del cuerpo vía síntomas corporales, como las dermatitis, dolores de espalda, caída capilar, hipertensión, y un largo etcétera) hacen su aparición para que se tomen medidas urgentes que corrijan esta anomalía tan difícil de mitigar.

La práctica de Mindfulness produce grandes avances en el tratamiento del TOC y otro tipo de obsesiones similares (como la hipocondría), ya que todas se generan en la mente que interpreta los pensamientos amenazantes como verdad absoluta. Sin un entrenamiento constante y persistente en atención, que permita poder darte cuenta de la invasión de este tipo de pensamientos catastróficos -reconociendo que forman parte del trastorno y no son verdad, aunque parezcan reales-, es difícil despegarse porque la fusión cognitiva es más potente que el “super-glue”.

Como en todos los trastornos de estas características, hay grados, con lo que si hay indicios de padecer algo similar, es buen momento para aprender a no engancharte a los pensamientos engañosos. Ya que si se han fijado estas amenazas-conductas en base a múltiples repeticiones, a su vez múltiples repeticiones de desenganche nada más empiecen a aparecer posibilita la desconexión de las neuronas responsables del desajuste. Y siempre es más fácil parar la chispa que la llama…

«¡Ay, qué larga es esta vida!
¡Qué duros estos destierros,
esta cárcel y estos hierros
en que está el alma metida!
Sólo esperar la salida
me causa un dolor tan fiero,
que muero porque no muero”.

Extracto del poema “Vivo sin Vivir en Mí”, de Santa Teresa de Ávila
Ilustración de Catherine Lepage para “Thin Slices of Anxiety: Observations and Advice to Ease a Worried Mind” (Finas rebanadas de ansiedad; observaciones y consejos para aliviar una mente preocupada)
Sugerencia: Meditación nº 5 “Monitoreo abierto: conscientes de ser conscientes” en www.psyke.es en AUDIOS, para cultivar la amabilidad, apertura y aceptación ante todo lo que aparece en nuestra consciencia como observadores imparciales de la experiencia, sin etiquetar y sin contarnos historias sobre lo que experimentemos. Ayuda a observar los pensamientos como productos de nuestra mente, sin engancharnos a ellos.
Retomamos la práctica presencial de meditación «Los lunes Mindful en Psyke» desde hoy lunes, 21 de enero hasta el lunes, 8 de abril, inclusive. Solo para alumnos de Psyke. ¡Os espero!